viernes, 23 de noviembre de 2007

TEN YEARS AFTER - Cricklewood green (1970)



Siempre es un placer escribir sobre Ten Years After porque son grandísimos. Aún mayor placer escribir sobre un disco que muy probablemente hubiera acabado reseñando Travis, porque soy una mala persona. Así, rápidamente hablando, Ten Years After son un grupo de blues rock capitaneado por Alvin Lee a la guitarra y voz que tuvo su momento de gloria al aparecer en la película de Woodstock tocando su gran tema "I'm going home". Este es su cuarto disco de estudio. Alvin Lee es genial en sus dos facetas en la banda. Leo Lyons es un excelente bajista, Ric Lee (no familia de Alvin) es un excelente batería, y Chick Curchill, en segundo plano, es muy buen teclista. Ya está. Hablemos del disco.

Su anterior disco, "Ssssh.", igualmente excelente, tenía un sonido a blues endurecido más clásico, mientras que este disco suena rockero, mucho más metido en los setenta. Mantiene la esencia blues, pero los horizontes musicales del grupo parecen expandirse. Así tenemos una balada, un tema de blues acústico, hard rock, jazz... una mezcla que pasada por el filtro de Lee y los suyos es imposible que falle. La razón por la que este disco no suele ser nombrado entre los grandes esenciales del rock clásico, es algo que no entiendo, y es que a pesar de tener una famosísima canción que seguro habrás oído alguna vez, debería ser una obra bastante más conocida y valorada. Dicha famosa canción es "Love like a man", un pelotazo de hard blues que tiene todos los ingredientes para ser un clásico. Empezando por el sensual riff principal, de los mejores y más míticos de la historia, seguido por la parte de los solos y por cualquier cosa que haya en el tema. La voz de Alvin es perfecta para un tema así, pues suena todo lo chulesca y arrogante (y rockera, por descontado) que se puede ser.

"Love like a man" es suficiente para justificar la existencia y compra del disco, pero por suerte no destaca tanto entre el resto. Mismamente "50000 miles beneath my brain", en su simple estructura de tema que empieza tranquilito y deriva en una sangrienta jam bluesera, es igual de bueno. Tenemos temas más cortos y comerciales, como "Sugar the road" que inicia el disco y aunque es el menos bueno del disco, es muy buena y tiene un acompañamiento de órgano Hammond de lo más cool, y "Working on the road", cuyo estribillo es sublime.

Ya en una onda algo distinta, podemos encontrar "Year 3,000 blues", el anteriormente mencionado blues acústico, con un sonido mucho más clásico, siendo un claro homenaje a esos negros del Mississippi que cantaban sobre amores perdidos, que muchos rockeros se permiten ignorar y ningunear pero que sin ellos un grupo como Ten Years After no sería posible. "Me & my baby" está cantada como un blues, pero instrumental tiene mucho de jazz. No hay más que oír ese fantástico solo de piano, el mejor momento de Churchill en este disco. "Circles" es la balada del disco. Está mejor conseguida y tiene mejor melodía que "If you should love", la balada de "Ssssh." aunque es menos intensa. En cambio, el aire intimista de este tema la hace más delicada y emotiva. Y acabo con la última del disco pero no por ello peor, "As the sun still burns away", una canción lenta y oscura, que suena a Ten Years After pero podría haber sido perfectamente compuesta por Black Sabbath.

Pese a que es una frase ya muy tópica, Ten Years After merecen ser revindicados. Si no te gusta este disco eres una mala persona.

4 comentarios:

oji dijo...

eres una buena persona

zappamacias dijo...

Estoy totalmente de acuerdo contigo. la entrada de Ten years After en la década de los '70 no pudo ser mejor."Love Like A man" y "50.000 Miles Beneath My Brain" son dos de las grandes canciones del grupo, y en la reunión que hicieron en Cadiz hace un par de años (sin Alvin Lee, pero con un Leo Lyons a toda hostia y otro guitarrista) las tocaron y fue alucinante. Mi álbum preferido es "Undead", pero este es también fantástico.

Varislav dijo...

Ya me había bajado antes el A space in time, y gracias a esta entrada descubrí este otro gran disco. La verdad es que de ser un grupo totalmente desconocido para mí, ha pasado a ser uno de los más carismáticos musicalmente hablando. Toda una mina para mis búsquedas por el Soulseek.

Por cierto, ya que de los setenta va la cosa:

http://i.realone.com/assets/rn/img/8/8/2/9/17439288.jpg

Era algo ya conocido por todos, pero me encanta esta imagen, sobre todo la cara de J P Jones

Anónimo dijo...

Aunque nadie se lo crea Alvin Lee & Company, es decir TEN YEARS AFTER, está en la 10 mejores bandas del Rock
de toda la Historia, lo que pasa que como "sólo iban a tocar" y no ha montar Circos, han pasado un poco desapercibidos para el gran público, por otra parte tanto mejor.